Carta novena la criatura Pavel Florenski La columna y el fundamento de la verdad, página 255.

Carta novena la criatura. Pavel Florenski, La columna y el fundamento de la verdad, página 255.

Notas sin puntuación.
Dice el padre Florenski: <<Si el deterioro de la naturaleza humana trae consigo el deterioro de toda la creación, mientras que la restauración del hombre devuelve el orden a todas las criaturas, se nos plantea la pregunta acerca de los rasgos concretos de esta creación reintegrada en su pureza, es decir, los elementos del estado paradisíaco que el asceta alcanza ya ahora en esta vida, antes de la transfiguración general del mundo. Ahora bien para entender más claramente la esencia de este paraíso que los ascetas restablecen en la tierra,  de esta mística del corazón, es necesario recordar que la deformación provocada por la falsa mística el desplazamiento del centro de la existencia del hombre puede ser de dos tipos. O bien se tratara de una mística de la cabeza, de la hipertrofia mística de la mente, que no se deja alimentar por la gracia proveniente del corazón, sino que se nutre autónomamente con un orgullo diabólico, y que intenta por medio de un pseudo conocimiento abarcar todos los misterios de la Tierra y del cielo; o bien, por el contrario, se tratara de la hipertrofia Mística de la vida orgánica, de una mística del vientre,  la cual a su vez tampoco recibe las fuentes vitales del corazón que emana espiritualidad, sino del diablo, por medio de la impureza en ambos casos la persona no se muestra íntegra sino dividida y desfigurada, sin un centro. El asceta se distingue de los místicos del primer tipo por la abstención de la mente orgullosa; de los de segundo por el refrenamiento del vientre concupiscente. No vive ya en la asceta de todo aquello que surge de un modo espontáneo en un órgano u otro particular, sino de lo que se produce en el centro vital de su ser en el corazón de lo que emana de aquí por influjo de la gracia del Espíritu Consolador. Este movimiento vital, el cual ha tenido así su principio en el centro de todo el ser se extiende luego de un modo natural (y no contra Natura como y los pseudo místicos) sobre los órganos vitales,  y por eso todos actúan en concordancia y conformes unos con otros.

Anuncios

Acerca de Similinum

Creadores de vida por excelencia
Esta entrada fue publicada en Pavel Florenski, Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s