Notas para el desarrollo del argumento ontológico desde los aportes de Bartolome, Patriarca Ecuménico de Constantinopla

La raíz ontológica de la crisis ambiental. Aportes del magisterio de Su Toda Santidad Bartolomé, Patriarca Ecuménico de Constantinopla. Diseños cosmo-políticos y ambientales.

Felipe Cárdenas Támara

Universidad de La Sabana

Notas derivadas del proyecto:

El discurso ambiental de S.S. Bartolomé I.

Introducción a la semiosis discursivo religiosa del cristianismo oriental y su propuesta de adaptación humana a la problemática ambiental.

Todas las nota en:

Notas del verbatim del Patriarca Ecuménico Su Santidad Bartolome

El argumento ontológico, óntico, o de la ontología expresa un orden existencial, que está directamente relacionado con el argumento teológico, de orden espiritual y tiene que ver con la palabra ser (einai). El ser se expresa como participación, hacerse, existir, esencia, substancia, naturaleza. La existencia humana no se puede entender al margen del argumento ontológico que involucra un despliegue espiritual de la sociedad como de las personas humanas. Puede haber una teología sin ontología, como puede haber una ontología sin teología. Esas posibilidades han existido históricamente y se podría afirmar que la crisis metafísica de occidente tiene que ver precisamente con una ontología vaciada de contenidos espirituales y una teología que convirtió a Dios en una elaborada idea sobre la trascendencia pero sin ningún influjo sobre la vida cotidiana de los hombres. Una teología que convierte a Dios en una idea, por elaborada que sea, es una teología sin ontología. Una ontología sin teología, destaca la dimensión de la existencia, pero se queda corta en lo referido a sus proyecciones experienciales tanto en lo que postula para la comunidad, como lo que refiere para la persona humana. Para una idea de lo referido, la obra de Nietzsche La gaya ciencia (1882), proclamó de manera profética la muerte de Dios. En 1961, Heidegger, en su libro sobre Nietzsche, recalcará que dicho evento efectivamente se realizó en el occidente cristiano y que marcó el climax de un largo proceso histórico en la metafísica occidental. Dicho proceso, efectivamente marca la muerte de Dios en el mundo occidental. Dios pasó a ser un ídolo y una norma convencional sin ningún valor en la existencia de los seres humanos o en la configuración de la historia humana.                                                                                                                                             El argumento ontológico, hoy totalmente erosionado, tergiversado, ignorado, desconocido o abandonado, se deriva, en la tradición que estudiamos, de los desarrollos del corpus areopagítico y de la patrística cristiana. Sus máximos exponentes, en la línea de una teología de las negaciones o apofática señalan que la argumentación plenamente cristiana nunca logra agotar totalmente los contenidos ya sea sobre Dios, la persona humana, la naturaleza y el cosmos. El argumento en mención tiene una base experiencial pero no es un argumento de orden naturalista o exclusivamente pragmatista. A diferencia de las concepciones naturalistas, el argumento ontológico no está sujeto al campo de validación de la verificación empírica, ya que existen ámbitos de la realidad que no están sujetos exclusivamente a la observación sensible, pero que son inteligibles y experienciales y por lo tanto constitutivos de la realidad. Todas las religiones y civilizaciones, en su argumentación sapiencial han desarrollado algún tipo de concepción de la realidad donde los planos metafísicos del cosmos tienen una reflexión o actuación que refieren su conocimiento o aprensión sobre los mapas espirituales del cosmos (Eliade).

Anuncios

Acerca de Similinum

Creadores de vida por excelencia
Esta entrada fue publicada en ambientalismo, amor, análisis cualitativo, anthropology, apophatic theology, Bartholomew Patriarch of Constantinople, Catolicismo, discurso, Felipe Cárdenas-Támara, narrativa ambiental y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s