El pensamiento ambiental de Bartolomé I, Patriarca de Constantinopla. Metadiscursividad de la cultura humana en el marco de la crisis ecológica.

Felipe Cárdenas-Támara

fundacioncentir@telmex.net.co

1. Resumen

Se estudiara y analizará,  el ‘ángulo visual simbólico’ de la espiritualidad cristiana oriental en relación con los temas fundamentales de la tradición dogmática ortodoxa y de sus expresiones discursivas en el ámbito del pensamiento ambiental del Patriarca de Constantinopla Bartolomé I. Desde hace varias décadas la preocupación con la “crisis ecológica” ha sido objeto de diversos análisis. Los aportes y propuestas a dichos estudios desde el campo del pensamiento religioso y teológico han sido numerosos y han estado dirigidos, en el ámbito cristiano a evaluar el vínculo entre el cristianismo y la idea occidental moderna de la desacralización y desnaturalización del mundo, en el marco de la crisis ambiental experimentada por toda la humanidad con mucha fuerza a lo largo del siglo XX. Desde una perspectiva semiótica y con base en el estudio de la filosofía y teología bizantina, el trabajo busca indagar en el pensamiento ambiental de Bartolomé I, en el contexto de un relacionamiento investigativo sin mayores desarrollos en el ámbito occidental, y mucho menos latinoamericano. Con base en elementos de la teoría semiótica, se pretende analizar el universo discursivo teológico-religioso del cristianismo oriental, partiendo del enunciado teórico que entiende que dichos discursos se basan en concepciones ontológicas distintas de realidad a la que tiene la ciencia, pero comparten  entre sí, su ideal por la verdad. Se busca estudiar el relacionamiento simbólico, en tanto estructura estructurante del discurso ambiental y el pensamiento teológico de la Iglesia de Oriente, en la voz discursiva de Bartolomé I.

 2. Descripción

2.1.  Pregunta de investigación y su justificación.

 Desde hace varios años la preocupación con la “crisis ecológica” y su relacionamiento con el hecho religioso ha sido objeto de diversos análisis en mis propias investigaciones (Cárdenas 1990, 1995a, 1997, 1998, 2007, 2008, 2012). El proceso investigativo en torno a la relación ecosistema-cultura, como sus resultados, los he vinculado y relacionado con proyectos en el campo del desarrollo sostenible y desarrollo rural con aplicaciones concretas en el campo del ordenamiento territorial, desarrollo local y regional en la región andina de Colombia y en zonas costeras insulares (Cárdenas 1995b, 1998a, 1998b, 1998c, 1998d, 1999, 2005, 2007a, 2009). El trabajo a lo largo de estos años me ha permitido captar la importancia de los símbolos religiosos y de las prácticas rituales insertas en los universos cuya connotación expresa la sacralidad. Estas condiciones se presentan de manera relevante, incluso en sociedades que se podrían pensar como secularizadas.  El proceso referido al estudio de la relación ecosistema-cultura-religión no ha sido fácil,  ya que un planteamiento que quiera abordar el estudio analítico de lo religioso, es abiertamente rechazado por equipos interdisciplinares interesados en la construcción de visiones más pragmáticas;  consecuentemente,  los estudios del hecho religioso en su variante ambiental, dada la presencia de un discurso interpretativo dominante al interior de la academia,  se ven condicionados a ocupar lugares de poca o ninguna relevancia (asimetría conceptual) en el horizonte de proyectos de desarrollo sostenible.

En un primer lugar, la intención de la investigación es la de abrir canales de reflexión que contribuyan a comprender la idea de “naturaleza”, la “epistemología ambiental”, la “conciencia ecológica” que expresa una tradición particular al interior del cristianismo. En un segundo lugar, esperamos ampliar nuestras capacidades conceptuales en lo referido a pensamiento ambiental. Desde esta intencionalidades las preguntas de investigación se articulan alrededor de los siguientes interrogantes: ¿Cómo y por qué responde en el orden discursivo la Iglesia Oriental a la crisis ambiental y a los problemas ambientales contemporáneos?  ¿Qué temas desarrolla y que temas no desarrolla? ¿Cuál es su “ontología” diferenciada y pautas de acción para la superación de la crisis ambiental contemporánea? ¿Qué papel o función cumplen los aportes de las ciencias sociales y ciencias naturales en la estructuración de su discurso? ¿Por qué el “simbolismo” ambiental desplegado en el discurso religioso puede o no puede establecer un plus de sentido para la conciencia ambiental de creyentes y no creyentes que viven hoy en el seno de sociedades secularizadas o están influenciados por narrativas morales ajenas a las promulgadas por las grandes religiones institucionalizadas? ¿Cuáles son las estrategias comunicativas y discursivas diferenciales desplegadas por el Patriarca Bartolomé I en función de los auditorios en los que ha venido participando en calidad de líder ambiental mundial? 

 

Acerca de Similinum

Creadores de vida por excelencia
Esta entrada fue publicada en análisis cualitativo, crisis ambiental, Culture and Counter-narratives, diseño cultural, espiritualidad ecológica, Métodos cualitativos, Memoria, Michel Foucault, Política, Religión, semiótica, semiótica de la naturaleza y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s